La gira presentación de "Aeternus" de Saratoga llegó el pasado viernes día 12 a la sala Acapulco de Gijón, una cita que FelipeSM no quiso perderse y que hoy nos relata en texto y fotos.

¡No os perdáis esta crónica!

 

 

Gira de regreso, disco, 25 aniversario… Y la gira “Aeternus” volvía a traernos a Saratoga a Asturies, a confirmar las magníficas sensaciones que su nuevo álbum nos dejaba en su publicación allá por noviembre. La sala Acapulco fue la sala elegida para que el heavy metal hiciera frente al fútbol y sus horarios díscolos que provocan coincidencias nefastas para público, banda y promotores, aunque en esta ocasión la entrada no se resintió en exceso, por suerte.

 

En torno a las diez menos diez de la noche, 50 minutos desde la apertura y sin teloneros, Saratoga salía a escena. Y la banda lo hacía con una declaración de intenciones al arrancar con “A Morir” y “Una Vez Fuimos Dioses”. Íbamos a disfrutar de casi dos horas de mucha intensidad, con temas míticos de la banda pero también muchos cortes de su “Aeternus” y una premisa, actitud y heavy metal ante todo.
Continuó la descarga con “No Sufrité Jamás por Ti”, “Maldito Corazón” y “El Vuelo del Halcón”, temas que sirvieron para terminar de aposentar a la banda sobre el escenario. También nos sirvieron para ir haciéndonos una idea de lo que sería la noche, con Tete capitaneando la nave, siendo protagonista y sobrado vocalmente, con Niko siendo Niko, pues no hay otra definición; con Jero certero en los solos de su flamante Flying V y disfrutando como muy pocas veces he visto y con Dani Pérez presentando una vez más su candidatura a mejor batería del país. Todo ello acompañado de un sonido estupendo, que hizo las delicias del público en una sala, repito una y mil veces, muy complicada desde el punto de vista acústico.

 

Un nuevo trío de temas subió el ritmo del concierto, con “Vientos de Guerra”, ese nuevo himno llamado “Siempre Hacia el Sol” y “Perro Traidor”, antes de dejar paso al clásico solo de Dani. Un solo que si bien el baterista se lució, como era de esperar, no deja de tener el problema que siempre comento en estos casos: personalmente prefiero un par de solos menos y un tema más de la banda.
El “relax” continuó con Tete jugando con el público bajo el escenario a ritmo de “We Will Rock You”, ganándose el cariño de la sala y presentando también a la banda.

 

Regresó la banda pisando el acelerador con ese temazo llamado “Tres Ahorcados” y nueva parada, esta vez para que Jero sacase su acústica y Tete pidiera que encendiéramos las linternas de los móviles para iluminar “Si Amaneciera” y “Acuérdate de Mi”. Un corte un tanto extraño en el ritmo de concierto que la banda solventó con “Las Puertas del Cielo”, un solo de Niko, “Si tú no Estás” y “Resurrección”, tema que puso al público a cantar más aún en el karaoke que estaba siendo la noche.
Cerraba así Saratoga su set principal, dejando para el final dos bises, “El Olvidado de Dios” y “Como el Viento”, dándole pues mucha importancia a los singles de sus dos últimos discos. Dejando así claro, que la banda mira hacia el futuro y no hacia hace veinte años, aunque sepa que hay himnos que no deben faltar.

 

Una hora y cincuenta minutos y dieciséis temas después Saratoga daba por finalizado un concierto sublime, que se pasó volado gracias a la intensidad del mismo y nos confirmó, si es que era necesario, a Tete Novoa como uno de los mejores frontmen del país, si no el mejor.  Si tengo que buscar algún “pero”, estos serían los ya citados solos y la ausencia de algún telonero local que calentase el ambiente, una decisión de la banda que Dani nos explicaba en una entrevista hace meses y que a mi personalmente no me convence en absoluto.
Dos detalles nimios para una banda que vive una segunda juventud y que una vez ha estabilizado esta nueva etapa debe ir a por todas para encaramarse en lo más alto del metal nacional. Con directos así no le será difícil...

 Gracias música por el heavy metal, gracias Niko, Tete, Jero y Dani por Saratoga. ¡Ah! Y gracias promotores (Franelrock & FNR) por seguir en la brecha y permitirnos disfrutar de noches así en Asturies.

 

Crónica y fotos: FelipeSMwww.smfelipe.es